Los niños trabajan: la explotación infantil

En países del Tercer Mundo los niños como vosotros no van a la escuela. Esos niños ya tienen sus trabajos: trabajan en fábricas, en la agricultura, en la minería, en talleres de artesanía, en hoteles y hasta en tiendas o como vendedores ambulantes.  

Pero, ¿sabéis por qué pasa esto? Os lo vamos a explicar.

 

En estos países, los padres y familiares de estos niños y niñas no tienen dinero para poder vivir y, por eso, no pueden comprar comida, no pueden comprar una casa... No tienen dinero para nada así que los niños tienen que trabajar para ayudarles.  

Hasta, incluso, en algunos países los niños y niñas que son muy pequeños son llevados por sus familias a las zonas donde viven las personas más ricas y los venden. Entran a vivir a casa de los ricos y trabajan como esclavos o sirvientes. Entonces tienen que hacer de comer, limpiar la casa y realizar un montón de tareas. Además, la mayoría de los ricos no los tratan muy bien y los niños esclavos echan mucho de menos a su familia.

 

 

Cada vez trabajan más niños y niñas en estos países. Pero si ellos no trabajasen sus padres no podrían pagar muchas cosas para poder vivir.

 

¿Creéis que es justo para estos niños y niñas?