Una corona

Para jugar a disfrazarnos o porque tengamos una fiesta, nos vendrá bien esta manualidad ya que ¿qué mejor que construirnos nuestros propios complementos para el disfraz?

Vamos a ver cómo se puede hacer una corona, con un simple rollo de papel higiénico.

Materiales necesarios:

  • Un tubo de papel higiénico.
  • Un pedacito de cinta (del color que tu prefieras)
  • Pintura dorada o amarilla
  • Pincel
  • Brillantina
  • Pegamento
  • Tijeras

Instrucciones:

 

Cuando lo tengas todo listo y cerca de ti, podemos empezar.

 

Primero cortamos el rollo de papel higiénico por la mitad.

Posteriormente hay que cortar uno de los dos extremos en forma de piquitos para hacer la forma puntiaguda de la corona.

La pintamos de dorado o amarillo y cuando se seque, cogemos un brillante y se lo pegamos en el centro.

Luego pegamos la cinta alrededor del rollo, pero no en la parte de los picos sino en la otra.

Cuando esté bien seco, cogemos el pegamento y aplicamos unos puntitos para que la brillantina se quede bien pegada. Y lista, nuestra corona está acabada.

 

Nota: Si queremos usarla y somos muy mayores para que un rollo de papel higiénico nos sirva podemos buscar otro tubo más adecuado a nuestra cabeza.