Marcapáginas

Cuando estamos leyendo un libro, es muy útil tener un marcapáginas y si, además, es bonito, pues mucho mejor.

Existen muchos tipos de marcapáginas que podemos comprar pero ¿por qué no los hacemos nosotros mismos? Es bastante fácil, solamente hay que dibujar, cortar y pegar, ahora lo veréis.

Material necesario:

  •   Trozos de tela
  • Cartulina
  • Pegamento y tijeras
  • Regla y lápiz
  • Cintas
  • Una perforadora

Instrucciones:

 

En la cartulina dibujamos un rectángulo de 5 x 15 cm, con la ayuda de la regla, y lo recortamos. 

 

En una cara del rectángulo ponemos pegamento y lo unimos a la parte revés de la tela (la que no queremos enseñar), estirándolo bien.

 

Hacemos lo mismo por el otro lado del rectángulo.

Cuando todo esté seco, recortamos la tela que sobra, siguiendo el rectángulo.

   

Hacemos un pequeño agujero con la perforadora, en el centro de un extremo. Por este agujero metemos la cinta y hacemos un nudo.

  ¡Y ya tenemos listo para usar nuestro marcapáginas!