Frasco de colores

Con esta actividad vamos a conseguir un jarrón colorido y vistoso para cualquier habitación de tu casa y lo más importante es que no gastaremos mucho.

Material necesario:

  • Sal fina.
  • Frasco de cristal con tapa o corcho
  • Tizas de colores
  • Papel de lija
  • Recipiente para poner la tiza de colores rallada.
  • Cartulina o papel.

 

 

Ponemos sal en distintos recipientes y en cada uno echamos tiza de un color rallándola con la lija. Lo removemos bien.

 

Después se hacen unos canutitos de papel con forma de embudo para echar la sal en el frasco. Vamos poniendo la sal por capas de colores, volcando el frasco a un lado u otro para que las capas queden con distintas formas.

 

Y el de abajo es el bonito resultado de esta manualidad: