La regla de las 3 R: reducir, reutilizar y reciclar

La regla de las 3 R dice cómo se pueden tratar los objetos antes de tirarlos a la basura y que se conviertan en residuos inútiles, por lo que es bueno para el medio ambiente y para nuestra economía. Pero, ¿sabemos lo que quiere decir cada una de estas palabras? Veámoslo.

 

Reducir es lo primero que debemos hacer. Significa que tenemos que intentar comprar únicamente cosas que necesitemos y no comprar por comprar, como muchas veces pasa. 

 

Por eso, antes de comprar algo tenemos que pensar y así evitaremos caer en el consumismo.

Reutilizar es volver a usar algo que tenemos, antes de tirarlo. Podemos darle un uso diferente, hacerlo mejor o usar una parte con otra cosa y crear algo nuevo. O, si a nosotros o nosotras nos parece que no nos sirve algo, quizás conozcamos a alguien a quien sí le pueda servir, así que ¿por qué no se lo damos?

Reciclar es someter unos objetos a unos cambios para, después de ellos, conseguir un nuevo producto.

De esta forma, a partir de la basura que reciclamos (que tiramos en los contenedores para ello) conseguimos nuevas materias.

Los contenedores, como muchos sabréis, son diferentes según lo que se pueda echar en ellos. Hay azules (para papel y cartón), amarillos (para plástico y latas), verdes (para vidrio) y de materia orgánica, entre otros.

 

En el apartado Actividades encontraréis algunas que podéis hacer en casa para darle otro uso a las cosas antes de tirarlas, para aprovechar lo que tenemos o fabricar, por ejemplo, joyas con muy pocos materiales. Así no tendréis que comprar y ahorraréis pero es que, además, ¡os divertiréis haciéndolas!